Vive la Armonia con la Naturaleza

Blog de la Naturaleza Educativa Headline Animator

16/1/09

El equilibrio de la extinción se acelera

En las últimas décadas, el calentamiento global se ha convertido en una amenaza aún más seria que las anteriores para la supervivencia de diversos grupos de animales. Incluso, expertos calculan que de continuar el incremento de la temperatura en el planeta, unas 5 millones de especies podrían desaparecer en el siglo XXI.
Estudios publicados en revistas especializadas, como el de Chris Thomas de la Universidad de Leeds, divulgado en Nature, estiman que el cambio climático podría extinguir entre 18% y 37% de las especies animales. De ahí que los científicos comienzan a hablar de una sexta gran extinción de animales en la historia del planeta.
Ya no se trata sólo de osos polares y pingüinos como especies de las que debemos preocuparnos, sino de millones en todo el mundo, en especial de las casi 20 mil catalogadas en peligro de extinción. En México, el jaguar, el berrendo, el mono aullador, el tlacuache de agua, el teporingo y, principalmente, la tortuga laúd, el perrito de la pradera y el caimán, corren especial riesgo por la alta vulnerabilidad de sus ecosistemas ante el cambio climático.
El balance entre surgimiento y extinción de especies se había mantenido casi constante en los últimos 8 mil años, desde la última glaciación; pero, la actividad humana provocó que desde el siglo XIX, ese equilibrio se rompiera y la velocidad de desaparición de animales se incrementara en más de 1000%. Esa extinción masiva provocará que miles de especies de animales desaparezcan sin haber sido clasificados, es decir, sin haberse dado a conocer", opina Gerardo Ceballos, adscrito al Instituto de Ecología de la UNAM.
De acuerdo con el investigador universitario, actualmente 75% del país ha perdido especies y se estima que 40% de los grupos de animales en México está amenazado o en peligro de extinción.
Estudios realizados en el Instituto Nacional de Ecología sugieren que el impacto del cambio climático afectará aún más que la deforestación a algunas especies del altiplano mexicano, sobre todo las endémicas, como el perrito de la pradera o el ratón de campo, que se verán obligados a ir más al norte para sobrevivir.
Sin embargo, Ceballos estima que las zonas de litorales y humedales serán las más impactadas por la elevación del nivel de los océanos, por lo que en unos años, algunas especies como la tortugas laúd y el cocodrilo de río, de pantano y caimán, estarían casi condenadas a extinguirse ante la desaparición de su medio natural. Tan sólo en el área Golfo-Norte de México, (Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, Querétaro e Hidalgo) hay 235 especies animales y vegetales en peligro de extinción, reportan científicos de la Universidad Veracruzana, cifra que podría multiplicarse varias veces con el cambio climático.
Pablo Corcuera, adscrito al Laboratorio de Ecología Animal de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I), sostiene que el cambio climático ya comienza a tener impacto en algunos animales que migran, como se demuestra en los sitios de reproducción que están cambiando y se está orientando mayores latitudes.
Si se mira a los océanos, la situación no es nada alentadora: de todos los grandes peces que había a principios del siglo pasado en las aguas nacionales, sólo queda 2%. En tanto, las colonias de corales –indica Corcuera– se han reducido en 16%, porque concentraciones del dióxido de carbono (CO 2 ), uno de los principales gases de efecto invernadero, ha disminuido (acidificado) el PH de los océanos.
"Extinción se agravará en los países más pobres"
Si bien, a lo largo de la historia de la Tierra, muchas especies se pudieron adaptar a cambios de temperatura del planeta, ahora será diferente, ante la presencia de ciudades, regiones agrícolas y diversas obras de infraestructura que les impedirá migrar y provocará la desaparición de muchos grupos animales.
Rurik List Sánchez, investigador del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que el calentamiento global ya comenzó a afectar a diversas especies de animales y plantas. Ese fenómeno ha provocado que el nivel del mar se incremente y afecte a cientos de especies que viven en ecosistemas costeros de diversos lugares, como las islas del Pacífico sur.
En México, si bien ese incremento del nivel del mar no inundará extensas regiones de estados costeros como Veracruz, sí podría acabar con los manglares, sitio donde la mayor parte de las especies comerciales de peces pasan su etapa larvaria
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...